Por fin fluyo.
Qué agradable fluir por fin.
Qué agradable que la vida te sorprenda,
que te dejes llevar y no pretendas controlarlo todo.

Qué agradable encontrarme conmigo, con mi ser.
Es genial volver a ser yo, volver a quién soy, a lo que soy.
Volver a sentir esa paz, esa sensación de que todo está bien.
Esa sensación de que, siendo yo, todo es perfecto. Que,
puede pasar lo que pase, pero estoy alineado con mi ser,
con mi autenticidad, mi luz.

Me perdí por el camino, en un mar de fantasmas que me confundían.
Me perdí por el camino. Pero, de repente, vi la luz.
Se disiparon todas esas dichosas distracciones.
Se disiparon y, mirándome fijamente y sonriéndome, ahí estaba yo.

Volví para no más partir, volví para quedarme. Mi hogar.

Volví para ser yo.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s